Archivos Mensuales: noviembre 2011

Alborán de jamón y queso

¿Que sería de Madrid sin sus cutrebares? Pues como algunos dirían: un jardín sin flores o un cocido sin sal.

Ayer a la salida del trabajo, como no me apetecía cocinar y este cuerpo se tiene que alimentar, decidí comprarme un bocadillo, estaba tan perezoso que hasta me cansaba pensar en preparar un bocata en casa.

Total, todo decidido me adentré en un cutrebar que hay frente al Santiago Bernabeu. La verdad es que siempre le había visto con gente incluso con tumultos en tardes de partido, pero nunca adiviné cual era la sal de su cocido. No me llamaba la atención ni por su exterior ni mucho menos por su interior.

Ayer lo descubrí. Todo un universo culinario se abrió ante mi, se materializó en !44 centímetros de bocadillo de jamón york y queso! Desconozco cuales son sus otras ricas viandas, aunque he decir que mis ojos se escaparon hacia unos platos con unos filetes empanados grandes como libros.

Como muchos dicen, Madrid es un pueblo grande y debe ser por eso que todavía nos pierden esas reminiscencias campestres de la cantidad, de los excesos. Nos encantan las buenas tapas que ponen con las cervecitas, los platos llenos de comida y los bocadillos con filetes de lomo rebasando el pan.

Por si alguno tiene interés, el bar de llama Alborán y está en el Paseo de la Castellana 105. Os daría el teléfono, pero creo que no llevan la costumbre de gestionar reservas.

Anuncios

Danzad, danzad, malditos

En Madrid estamos muy poco habituados a la danza. Es más, ni nos enteramos de que existe. Siempre ha sido la hermana pobre de la escena madrileña, pero, por suerte, poco a poco va aumentando la oferta: desde restransmisiones en el cine Palafox de ballets de la Opera House de Londres hasta ciclos de danza contemporánea.

Como viene siendo habitual, a lo largo de este mes de noviembre se desarrolla el Festival Internacional de Danza. Desde el pasado día 7 y hasta el próximo 27, compañías de 10 países estarán presentando sus obras en diferentes teatros de la Comunidad de Madrid.

El Festival tiene 2 bloques: uno preparado para dar visibilidad a la danza madrileña, y otro,en el que se  incluye una muestra del panorama internacional de la danza contemporanea. Este año destacan 2 compañías: Gauthier Dance Company y Wayne Mc Gregor.

A pesar de que está fuera de Madrid y del ámbito de este blog, no puedo dejar de destacar uno de los teatros más bonitos en los que se puede disfrutar de esta oferta: el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial (es el teatro cubierto en uso más antiguo de España) Este año bailarán los días 12 y 13 la compañía aragonesa LaMov; el 19 la Compañía de Sara Calero, combinando danza española y flamenco con música en directo; los días 26 y 27 la compañía Efectos Secundarios.

Os paso el link a la programación. Merece la pena.

http://www.madrid.org/madridendanza/2011/index.html

María Cristina me quiere gobernar…

Una de las estatuas más bonitas que hay en Madrid es la dedicada a la reina María Cristina de Borbón. Escultura inaugurada en 1893 y que, como no podía ser de otro modo, es obra de Mariano Benlliure. Pero ¿Quien fue la reina María Cristina Borbón-Dos Sicilias?

Hija, esposa y madre de reyes, fue un personaje controvertido que convivió con escándalos a lo largo de su vida, tanto en lo personal como por sus tejemanejes políticos.

Entró en la historia de España de la mano de su tío Fernando VII (con el que se llevaba 22 años), conviertiéndose en su cuarta y última esposa. Tras la muerte del rey es proclamada reina Gobernadora como madre de la futura reina Isabel II, pero tras 7 años de regencia fue depuesta y desterrada. Aunque volvió a España tras la mayoría de edad de Isabel, con el tiempo fue vuelta a condenar un par de veces más al destierro y, de hecho, falleció en su exilio de Francia.

El gran escándalo de su vida fue casarse a las 4 meses de fallecer el rey en un matrimonio morganático con un sargento de su guardia personal, Agustín Fernando Muñoz y Sánchez. A pesar de que el matrimonio se mantuvo en secreto para que la reina no perdiera la regencia, fue difícil acallar los rumores que circulaban sobre sus embarazos. ¡Tuvieron 8 hijos! 

Como muestra de sus injerencias políticas, destaca su participación en el intento de restauración de la monarquía en Ecuador, a petición expresa del presidente ecuatoriano Juan José Flores. Este plan consistía en que su hijo primogénito, fruto de su matrimonio con el Marqués de Riánsares, Agustín Muñoz y de Borbón, se convirtiera en Príncipe de Ecuador y con el tiempo instaurar también la monarquía en Perú y Bolivia, uniendo a los tres países bajo una sola nación a la que llamarían Reino Unido de Ecuador, Perú y Bolivia. Cuando estaba todo organizado, el presidente ecuatoriano Juan José Flores fue despuesto por la revolución Marcista trucándose los planes de la restauración monárquica.

Shabby chic

Raído. Por si alguien no lo sabe, shabby en inglés significa raído y es tendencia en decoración: sofás sin tapizar, colores pasteles desteñidos, pinturas decapadas… Paseando hoy por la calle Hermosilla he comprendido este concepto al adentrarme en el jardín interior de un patio de manzana en el que se han establecido varias tiendas. De entre ellas destaca Federica&Co, uno de esos multiespacios que uno no termina de saber muy bien a que se dedican, pero que son muy entretenidos de curiosear: es floristería, tienda de decoración, vende ropa, organiza eventos, etc. Un todo en uno.

El encanto del sitio radica en haber creado un espacio personal partiendo de muebles viejos y usados combinados en un rastrillo al aire libre que se convierte en la antesala y prolongación de la tienda.

           

Otra de las tiendas que está dentro de este espacio jardín es Mimoki, tienda de complementoes especializada en los tocados, tan de moda ahora.

Teotihuacan. Ciudad de los Dioses

Debo empezar este artículo reconociendo mi gran desconocimiento de las culturas prehispánicas. Hasta hace nada lo que yo sabía me hacía simplificar la historia entre aztecas, mayas e incas. Pero por suerte, en Madrid tenemos un estupendo Museo de América que me ha servido como punto de partida para adentrarme en tan vasto continente y sus complejas culturas.

Otro día escribiré sobre el Museo de América y su fabuloso Tesoro de Los Quimbaya, ya que hoy toca hablar sobre Teotihuacan.

Ayer no sabía que era Teotihuacan, pero ya os puedo decir que durante casi ochocientos años, fue el centro cultural, político y religioso de una potente civilización situada en Mesoamérica. Una gran metrópolis, la mayor ciudad construida en el continente americano en época prehispánica, que alcanzó su apogeo entre los siglos II y VII dC.

Hasta el próximo 15 de noviembre en CaixaForum se puede disfrutar de la fabulosa exposición “Teotihuacan. Ciudad de los Dioses”. Está abierta todos los días de 10.00 a 20.00 y, como siempre en el CaixaForum, es gratuita. 

Es impresionante la cantidad de piezas tan bien conservadas que han traido desde México, no dejo de preguntarme como ha sobrevivido tantos siglos. Hay mucha cerámica, frescos y detalles arquitectónicos. Pero de entre todo el conjunto de piezas yo destacaría unos collares realizados con dientes humanos, unos incensarios religiosos y unas bonitas ollas con formas de perro, además de la famosa máscara Malinaltepec que da imagen a la exposición.

Cementerio de la Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y las Ánimas Benditas

Un día como hoy, 1 de noviembre, no cabe otra cosa que hablar de cementerios, difuntos y santos. 
 
Los camposantos son espacios dedicados a nuestros difuntos pero que, sin lugar a dudas, se han creado con la intención de que sean admirados por los vivos y, por eso, responden a los gustos estéticos de cada época y reproducen las tendencias artísticas en las que se enmarcan. A pesar de ello, la arquitectura funeraria posee la peculiaridad de ser una arquitectura libre, creativa, no sujeta a exigencias funcionales, lo que ha dado como resultado espacios únicos, de singulares características artísticas y de gran valor patrimonial. 
 
En la segunda mitad del siglo XVIII empieza a producirse un cambio de mentalidad en los usos funerarios de la sociedad europea, abandonando progresivamente la utilización de las iglesias como morada para el reposo de los difuntos y apostando por la creación espacios higiénicos, ordenados y modernos que estén destinados exclusivamente al enterramiento. Dentro de las reformas urbanísticas que configuraran la ciudad moderna, creada según los nuevos dictámenes de la sociedad burguesa e ilustrada, se establece el cementerio como una nueva tipología arquitectónica,  básica para el desarrollo urbano.
 
En 1811, en el Cerro de las Ánimas, la Archicofradía Sacramental de San Pedro, San Andrés, San Isidro y Ánimas Benditas crea el primer cementerio particular de Madrid, dos años después de que se construyera el Cementerio General del Norte, hoy desaparecido.

La primera actuación consiste en un pequeño patio rectangular de estilo castellano rodeado de muros columbarios, es el llamado Patio de San Pedro. Debido al éxito de este pequeño cementerio, que hizo aumentar el número de miembros de la Sacramental, se tuvo que construir un segundo recinto entre 1832 y 1838, de características similares al anterior, aunque de mayores dimensiones, el nuevo espacio se llamó Patio de San Andrés

En 1849 se termina la tercera ampliación, el Patio de San Isidro, muy diferente arquitectónicamente con respecto a sus antecesores. Se abandona el modelo castellano y se realiza un bello conjunto neoclásico dotado de galerías interiores con bóvedas de medio punto y cúpulas de casetones, que originariamente estaban profusamente adornadas. Es a partir de este momento cuando se abandona el carácter igualitario de los nichos, ya que las galerías interiores se destinan a las clases más pudientes.  En el centro del patio, se levanta un templete neorrománico que data de 1859. 

En 1850 se inicia la gran ampliación del siglo XIX, mucho más ambiciosa que las anteriores y que da lugar a la configuración actual. Es el Patio de la Purísima Concepción. El nuevo trazado consiste en un gran hemiciclo con 17 galerías y 18 pabellones que lo recorren lateralmente y que se comunica con una gran escalinata con los patios anteriores. En esta nueva construcción se da mayor importancia a las sepulturas en tierra, cada vez más solicitadas por las familias adineradas, lo que provoca la construcción de un gran número de mausoleos y monumentos funerarios que dotan al conjunto de una gran belleza artística y crean un ambiente evocador y romántico. En esta fase participan los mejores arquitectos y escultores del momento – arquitectos como Arturo Mélida, José de la Concha, José Segundo de Lema o José Urioste y escultores como Mariano Benlliure, Agustín Querol,… – que son requeridos para conmemorar a los personajes de mayor relevancia social del momento – Meléndez Valdés, Moratín, Donoso Cortés, Mesonero Romanos, Goya, Josefa Tudó – Princesa de la Paz – , el Infante Enrique de Borbón, Antonio Maura, Canalejas, Canovas del Castillo, Primo de Rivera, etc. Es en este patio donde se encuentran la mayoría de los panteones (210 de un total de 263).

El cementerio se siguió ampliando durante el resto del siglo XIX y comienzos del siglo XX, pero ninguno de los añadidos tiene la unidad y la belleza de los anteriores.